Cuando en distintos puertos del mundo se debate la integración entre compañías marítimas y operadoras de terminales de contenedores que, en la búsqueda de una mayor eficiencia del negocio son sindicadas por autoridades de defensa de la competencia como posibles focos oligopólicos y prácticas colusorias, Buenos Aires será sede de dos jornadas organizadas por la Fempinra bajo la consigna “Por una estrategia contra la integración vertical del continente”.

Se trata del “2° Encuentro portuario en la Argentina de los trabajadores de la zona atlántico-pacífico”, que la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) organiza este  jueves 23 y viernes 24, en la sede de la entidad (Combate de los Pozos 235, CABA), donde tanto la consolidación de las actividades marítima y portuaria como los avances de la automatización en los puertos serán temas principales de las ponencias.

Presencia internacional

El encuentro contará con la presencia de delegados y secretarios gremiales de todo el continente, incluyendo a Canadá, Estados Unidos, Brasil, Panamá, Chile, Uruguay y España.

Junto con el secretario general de Fempinra y de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, estará Jordi Agunde, coordinador general del Consejo Internacional de Trabajadores Portuarios (International Dockworkers Council, IDC) y el coordinador de América Latina del IDC, César Luna.

Además, los integrantes del Consejo Directivo de la Fempinra Roberto Coria (Guincheros), Raúl Huerta (Marina Mercante) y Raúl Lizarraga (Apuntadores) acompañarán a los dirigentes en las ponencias.

Sobre el IDC

“Es un orgullo para los trabajadores marítimos y portuarios poder recibir a los compañeros del IDC en este segundo Encuentro de Trabajadores Portuarios en la Argentina, que esperamos sea el inicio de futuras acciones y trabajo en conjunto”, señaló Coria, a través de un comunicado.

El IDC tiene más de 90.000 trabajadores portuarios afiliados en todo el mundo. Se fundó en junio de 2000, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias).

“La globalización de la economía, tal como se está dando en la actualidad, plantea la máxima flexibilidad de los mercados y de la mano de obra. Esto se traduce en una desregulación de las normativas portuarias y en una merma constante de las conquistas laborales de los trabajadores, con el único objetivo de conseguir un mayor margen de beneficio en las operaciones comerciales”, declama el IDC en su sitio.

El IDC tiene representaciones en ambas costas de los Estados Unidos, Canadá, Europa y América Latina. Uno de sus últimos reclamos se dio en el seno de la Comisión Europea, donde reclamaron limitar al 49% el máximo de capitales extra comunitarios en las empresas operadoras de terminales de contenedores.

Descargar (PDF, Desconocido)

Un Comentario

  • Sin duda los sindicatos deben vigilar estas cosas y es bueno que se organicen de esta forma.
    Pero al final, este tema se debe tratar en el CONGRESO, como he sugerido en muchas oportunidades.

    Desde el 2010, cuando participé en un grupo de trabajo del ex Sub-Secretario de Puertos y Vias Navegables, Ricardo Lujan, hasta los días que participé en PENSAR entre 2011 y 2015 dije que estos temas se tendrían que estudiar en el CONGRESO DE LA NACIÓN.
    Desde el 2008 hasta la fecha he llamado la atención para las excelentes presentaciones de 2008 del difunto Juan Carlos Pucci, ex Secretario General del Sindicato de Capitanes Fluviales, que demostró con detalles las “asimetrías con la bandera paraguaya” y los excesivos impuestos argentinos, que impiden el desarrollo de la flota fluvial argentino.
    Pero él reconoció también en sus charlas que los gremios también tendrían que reducir varios excesos.

    En un articulo en La Nación del 5 de enero 2016, con el titulo TRANSPORTE INTERMODAL di consejos generales a las nuevas autoridades, que nunca aceptaron.
    Este artículo se puede abrir, poniendo simplemente en Google las palabras La Nación TRANSPORTE INTERMODAL

    Son cuestiones que se tendrían que haber llevado en Febrero 2016 al CONGRESO, donde se debiera haber estudiado el tema, con una vision del interés para todo el país.
    No puede ser que los impuestos impiden una acción y que algunos gremios podrán tener condiciones tan favorables, que perjudican la economía del país y todos los otros trabajadores.
    Espero que en estos momentos tan difíciles para el país, donde los conflictos solo van a perjudicar a todos los 44 millones de argentinos, que gobernantes y sindicatos encaren las cuestiones con total objetividad.
    Y eso se podrá facilitar si ahora se haga lo que se tendría que haber hecho en Febvrero 2016.
    Antonio Zuidwijk

Dejar un comentario