En medio del tratamiento en Diputados del llamado “Proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos”, miembros del Directorio de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) se reunieron esta semana con legisladores nacionales de las provincias vitivinícolas para expresar su preocupación frente a la posible aplicación de derechos de exportación al sector y su impacto negativo para toda la cadena vitivinícola argentina.

Mediante un comunicado, la organización detalló que se trata del artículo 205, mediante el cual se propone fijar en un 8% la alícuota de derecho de exportación “para todas las mercaderías correspondientes al complejo vitivinícola y al aceite esencial del limón”.

Marca País

La vitivinicultura es una actividad de alto valor agregado, que es marca país para la Argentina, generadora de divisas, empleo y arraigo en 18 provincias, y por ello el objetivo del encuentro fue informar a los legisladores de las distintas fuerzas políticas sobre el impacto negativo que estos derechos de exportación tendrían sobre toda la oferta exportable de Argentina, y solicitarles que no acompañen este artículo y mantengan como hasta ahora a la vitivinicultura sin tener que pagar derechos de exportación.

En representación de Coviar participaron Mario González (presidente); José Alberto Zuccardi (vicepresidente); José Molina(presidente de la Cámara de Productores Vitícolas de San Juan y miembro del Directorio); y Carlos Fiochetta (gerente general). En tanto que por parte de los legisladores asistieron representantes de Mendoza, San Juan, Catamarca, La Rioja Neuquén, Córdoba, Formosa, La Pampa y Tierra del Fuego. Los diputados Juan Carlos Pagotto (LLA La Rioja); Fernando Rejal (UP La Rioja); Luis Picat (UCR Córdoba); Anabel Fernández Sagasti (UP Mendoza); Adolfo Bermejo (UP Mendoza); Pamela Verasay y Lisandro Nieri (UCR Mendoza); Mariana Juri (Cambia Mendoza); Pablo Cervi (UCR Neuquén); Oscar Parrilli (FdT Neuquén); Celeste Giménez Navarro (FdT San Juan); Jorge Chica (UxP San Juan); Walberto Allende (PJ San Juan); Daniel Bensusán (PJ La Pampa); Cristina López (PJ Tierra del Fuego); Guillermo Andrada (UxP Catamarca); José Mayans (FdT Formosa). Y los senadores y ex gobernadores Sergio Casas (La Rioja); Lucía Corpacci (Catamarca); y Sergio Uñac (San Juan).

Golpe al sector

“La aplicación de derechos de exportación al sector afectaría directamente a toda la cadena vitivinícola, principalmente al sector primario atentando contra la generación de empleos, la competitividad externa y la atracción de inversiones de una industria presente hoy en 18 provincias”, dijo el presidente de Coviar.

Luego, González agregó: “Somos la industria que mayor valor agregado genera por hectárea en producción y la que mayor mano de obra genuina genera por hectárea para todo el país, entre otros fundamentos que nos llevan a estar convencidos de que la vitivinicultura debe tener un 0% de derechos de explotación Tenemos todo para crecer, todas las cualidades para producir y poder exportar al mundo”.

Coviar es un organismo público-privado que gestiona y articula las acciones necesarias para cumplir con los objetivos del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2030 (PEVI), asumiendo el desafío de transformar el sector vitivinícola y potenciar su desarrollo. La integran 13 cámaras empresarias y productivas de todo el país, el INTA e INV en representación del Gobierno Nacional y los gobiernos de las provincias vitivinícolas.

Pagotto, senador por La Rioja de LLA, sostuvo que existen desfasajes del mercado de los cuales no es ajeno el Estado.

“La presión tributaria que tiene este país es terrible y es uno de los problemas que debemos atacar por encima de todo. Argentina, que tiene una industria vitivinícola fuerte y que podría haber sido mucho mejor, no ha tenido las ventajas comparativas necesarias, y cuando hubo fondos para crearlas no se crearon. Aspiro a que todos los argentinos podamos trabajar, crear y salir adelante, por lo que cuenten con mi compromiso para trabajar este tema”, dijo.

Por su parte, Picat, diputado cordobés de la UCR, señaló: “Estamos en contra de cualquier impuesto distorsivo y aumento de nuevos impuestos a los productos incluidos en el artículo presentado por el Ejecutivo, que nos saca del mercado. Creemos que no se han visto los daños colaterales y que la intención de colocar impuestos va en contra de lo que pareciera que buscan, que es abrir mercados, exportar más y traer más dólares a la Argentina”.

A su turno, Fernández Sagasti refirmó el compromiso de trabajar intensamente y generar los consensos para que se modifique este artículo.

“El sentido común nos dice que las economías regionales no tienen que estar grabadas. Quienes somos de provincias vitivinícolas sabemos lo que esto significa, ya que para nosotros es defender, básicamente, nuestra cultura”, dijo la senadora mendocina por UP.

Por último, Uñac, senador y ex gobernador de San Juan, comentó: “Es muy importante que escuchemos al sector y nos ilustremos sobre la realidad actual. Por ello si bien se ha hecho mucho hincapié en los derechos de exportación, que nosotros queremos defender, creemos que también debemos trabajar sobre los derechos de importación. Nos llevamos el compromiso de generar el justo equilibrio para proteger al productor y al industrial en todo sentido”.

Impacto concreto

¿Cómo afecta en lo concreto el derecho de exportación?

De acuerdo con cálculos realizados por Coviar, si se toman los valores a diciembre de 2023, el precio promedio del litro de vino embotellado exportador es de 4,20 dólares FOB. El cambio al que accede el exportador es aproximadamente de $836 pesos por dólar (correspondiéndose con un 80% del de MULC y 20% del dólar MEP). Así, el precio del vino en pesos para el exportador es de $3510.