fbpx

La consultora inglesa especializada en la industria marítima, Drewry, indicó que el movimiento global de contenedores durante 2020 seguirá “débil” incluso “a pesar del impulso positivo del acuerdo comercial Fase 1 firmado entre Estados Unidos y China”.

Según indicó en su último informe Container Forecaster, Drewry prevé que la operación mundial de contenedores crecerá un 3,3% en 2020, un punto por encima del rendimiento registrado en 2019.

“Un final rápido y amigable de la disputa comercial entre Estados Unidos y China tiene el potencial de impulsar la economía global”, reconoció la consultora, tras sugerir un enfoque más prudente respecto de los efectos inmediatos del mismo en el comercio marítimo.

Imposibles de resolver

“Hay una serie de diferencias aparentemente imposibles de resolver”, apuntó Simon Heaney, gerente de la unidad Contenedores de la compañía.

“Es un paso en la dirección correcta –agregó– que elimina una capa de incertidumbre, pero como con las treguas anteriores, los cimientos son endebles y todavía hay una posibilidad razonablemente alta de que se reanuden las hostilidades”, reflexionó.

En efecto, el informe advierte sobre el inminente riesgo de imposición de medidas proteccionistas por parte de Estados Unidos en relación con los automóviles y sus partes provenientes de Europea, uno de los segmentos más relevantes del comercio en contenedores en las rutas transatlánticas.

Sobreoferta

Si bien la consultora confía en que 2020 verá un crecimiento de la demanda “más rápido que en 2019”, también proyectó “un ligero aumento de la sobrecapacidad (de la oferta de bodega), tasas más altas (incluidos los bunkers) que en 2019 y una pequeña reducción en las ganancias anuales (ya bajas) de los transportistas”.

En la misma línea, sugirieron que las navieras no deberán asumir que los flujos comerciales con China reanudarán el mismo ritmo al que existían antes de la guerra comercial con los Estados Unidos.