fbpx

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) pidió a los gobiernos que se asocien con la industria del transporte aéreo para elaborar planes que permitan volver a conectar de forma segura a las personas, las empresas y las economías cuando la situación epidemiológica del Covid-19 lo permita.

“Una de las prioridades de esta cooperación crítica es la aceleración del establecimiento de normas mundiales para la certificación de la vacunación y las pruebas”, dijo la organización que representa a alrededor de 290 compañías que concentran el 82% del tráfico global.

Luz al final del túnel

“Podemos ver la luz al final del túnel a medida que se despliegan los programas de vacunación. Convertir esta visión en un reinicio seguro y ordenado requerirá una cuidadosa planificación y coordinación por parte de los gobiernos y la industria. Será un reto, ya que la prioridad en las próximas semanas y meses será contener la propagación de nuevas variantes. Pero aunque la crisis se agrave, es importante preparar el camino para la reanudación de los vuelos cuando la situación epidemiológica lo permita. Comprender los puntos de referencia de la política gubernamental y acordar las normas globales necesarias para apoyar la vuelta a la normalidad en los viajes garantizará que el transporte aéreo esté bien preparado y no se convierta en un vector significativo de reimportación. Las compañías aéreas están dispuestas a apoyar a los gobiernos en esta tarea”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de la IATA.

Imagen de Gerd Altmann/Pixabay

Conectividad

Cuando los gobiernos se centren en el restablecimiento de la conectividad aérea mundial, IATA está dispuesta a asociarse con ellos para facilitar un enfoque globalmente coherente, eficiente y eficaz, dijo la organización por medio de un comunicado.

Y a continuación destacó el trabajo de algunos gobiernos que ya están desarrollando principios en sus programas de pruebas/vacunación que podrían formar la base para la armonización global:

  • Vacunación. La mayoría de los gobiernos están aplicando una estrategia de vacunación que busca proteger en primer lugar a sus trabajadores sanitarios y a las poblaciones más vulnerables. IATA apoya la reapertura de las fronteras a los viajes cuando esto se haya logrado, ya que los mayores riesgos se habrán mitigado.
  • Personas vacunadas. El gobierno griego propuso hace unos días que las personas vacunadas queden inmediatamente exentas de las restricciones de viaje, incluida la cuarentena. IATA apoya las medidas adoptadas por los gobiernos, como los de Polonia, Letonia, Líbano y Seychelles, para aplicar esa exención.
  • Pruebas. Muchos gobiernos están aplicando regímenes de pruebas para facilitar los viajes. Alemania y Estados Unidos, por ejemplo, están aprovechando la rápida mejora de las tecnologías de pruebas para aceptar las pruebas de PCR y de antígenos para gestionar de forma segura los riesgos de los viajes.

Aunque se prefieren las pruebas rápidas de antígenos por la reducción de los tiempos y su costo menor, está claro que las pruebas PCR desempeñarán un papel importante, ya que muchos gobiernos exigen que se realicen en un plazo de 48 a 72 horas antes del viaje.

  • Tripulación. Las directrices de la OACI-CART recomiendan que la tripulación esté exenta de los procesos y restricciones de las pruebas diseñadas para los pasajeros.

IATA apoya los protocolos de gestión de la salud de la tripulación que incluyen, por ejemplo, pruebas y controles de salud regulares en las bases de origen, junto con directrices estrictas que limitan la interacción con la comunidad local durante las escalas de la tripulación. Esto permite a las aerolíneas gestionar los riesgos del Covid-19 manteniendo la viabilidad operativa.

  • Medidas de bioseguridad de varios niveles. Las recomendaciones de la OACI sobre las medidas de bioseguridad de varios niveles (incluido el uso de máscaras) se están aplicando en todo el mundo. IATA apoya que dichas medidas se mantengan plenamente vigentes para todos los viajeros hasta que la situación epidemiológica permita su relajación.

Imagen de Gerd Altmann/Pixabay

Armonización

La base de todos los escenarios para el restablecimiento de la conectividad aérea es el desarrollo de normas globales para que los requisitos de un país puedan ser seguidos por los viajeros procedentes de otras jurisdicciones, dice en IATA.

Y enumeran entonces algunas de las normas mundiales que se están desarrollando en ese sentido:

  • Certificados de vacunación. La OMS está liderando los esfuerzos para crear las normas necesarias para registrar digitalmente la información de vacunación que será fundamental para restablecer los viajes internacionales.

El Certificado de Vacunación Inteligente será el sucesor digital del antiguo “libro amarillo” utilizado para gestionar las vacunas, como la de la fiebre amarilla.

  • Marco mundial de pruebas. La OCDE está sentando las bases de un marco mundial para ayudar a los gobiernos a confiar en los datos de las pruebas, basado en el reconocimiento mutuo de los resultados de las mismas.

La urgencia de este marco quedó demostrada con la reciente suspensión de los vuelos entre Estados Unidos y Dinamarca por la preocupación que suscita el régimen de pruebas norteamericano.

Un marco de confianza garantizará que los viajeros no queden atrapados en el medio cuando los gobiernos no reconozcan los regímenes de pruebas de los demás. También es esencial estandarizar los certificados de pruebas adecuados.

  • Credencial digital de viaje (DTC). La OACI publicó normas para crear una DTC a partir de pasaportes electrónicos.

Además de permitir los viajes sin contacto, como recomiendan las directrices de la OACI-CART, las credenciales son un componente esencial para relacionar digitalmente a los viajeros con sus certificados de vacunación y pruebas. La norma existe; el desafío es que se aplique.