fbpx

Camioneros brasileños protestaron en el Puerto de Santos, afectando la descarga y la llegada de transporte de carga a las instalaciones portuarias.

Los manifestantes exigen una reducción de los impuestos al valor agregado sobre la nafta y el gasoil, dijo la administración del puerto.

Según consignó Reuters, desde la Autoridad Portuaria indicaron que la manifestación afectó algunas actividades de descarga.

Marcelo Aparecido, representante sindical, dijo que cientos de camiones no pudieron ingresar al puerto como estaba programado normalmente.

Revisión del IVA

La protesta se produce antes de que el gobierno del presidente Jair Bolsonaro envíe al Congreso un proyecto de ley destinado a revisar el impuesto al valor agregado, un cargo estatal conocido como ICMS, ya que los recientes recortes de precios en las refinerías de petróleo por parte de la empresa petrolera estatal Petrobras no se habían reflejado en las estaciones de servicio.

ICMS es un impuesto sobre las ventas y los servicios y se aplica al movimiento de bienes, transporte, servicios de comunicación y otros suministros.

El precio del gasoil es un tema delicado para los conductores de camiones, cuya huelga nacional en 2018 tuvo un gran impacto en la economía de Brasil.

Bolsonaro contó con el apoyo de los líderes de los conductores de camiones en las pasadas elecciones presidenciales.

Dejar un comentario