Tras 10 años de inactividad, una formación de Trenes Argentinos Cargas (TAC) volvió a realizar el recorrido por la traza de 158 kilómetros que unen Pichanal con Río Del Valle, en Salta, reactivando de esta manera el ramal C18.

El ramal C18 es el cuarto servicio ferroviario de cargas recuperado, al que se suma el tramo norte de la línea Urquiza Cargas que une Santo Tomé y Garupá en Misiones que, además, volvió a cargar en Paraguay, y el ramal SM12 en Córdoba.

Desde el Ministerio de Transporte informaron que durante la gestión se llevan reactivados 21 servicios ferroviarios en todo el país, entre pasajeros y cargas.

Corredor cerealero

La recuperación del ramal C18 es vital para el corredor cerealero que vincula la región del NOA con los puertos santafesinos del Gran Rosario. Su reactivación permitirá la evaluación de nuevas construcciones de plantas de acopio y accesos ferroviarios.

“A largo plazo, se busca volver a transportar carga desde y hacia Bolivia en consonancia con el objetivo de reconexión con los pasos fronterizos, tal como se realizó con Paraguay hace un año”, indicaron desde Transporte.

De esta manera, la línea Belgrano alcanzó los 1625 kilómetros de vías renovadas en su traza, que permiten incrementar la velocidad de los trenes, manteniendo los niveles de seguridad.

Participación

La línea Belgrano transporta el 36% de la carga total de Trenes Argentinos Cargas (TAC) y, en lo que va del año, tuvo operaciones por más de 1,8 millón de toneladas, lo que representa un 57% más que lo producido para el mismo período de 2019.

“Cada ramal que ponemos nuevamente en funcionamiento significa la apertura de más oportunidades para miles de personas. Les mejoran las condiciones de trabajo a productores y productoras que ya están trabajando y ven en el tren una forma más económica de trasladar su carga, y también animan a las personas que quieren emprender y ven una traba en los costos logísticos”, dijo el ministro de Transporte, Diego Giuliano.