fbpx

La industria automotriz acordó con el Gobierno la modificación del decreto 789/20 para incluir los envíos incrementales del sector en el esquema de cero por ciento de derechos de exportación, con el fin de lograr mejores condiciones para el comercio exterior del sector automotor.

Es decir, aquellas empresas del complejo automotor que demuestren un aumento incremental en sus exportaciones extra Mercosur en los últimos 12 meses no tributarán derechos de exportación en sus embarques.

La incógnita que se abre es, habida cuenta del nivel de integración internacional que tiene la cadena automotriz y de partes, si contarán con autorizaciones de las SIMI para importar los insumos necesarios para fabricar localmente y exportar el producto terminado. Según pudo saber Trade News, desde enero se endureció el cepo importador y las mercaderías se recibieron en puerto (tras la aprobación del giro de divisas) pero no pueden ingresar al territorio aduanero por no contar con el permiso del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Firma

La firma del acuerdo fue encabezada por el presidente Alberto Fernández, y sus ministros de Economía y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán y Matías Kulfas, respectivamente, y fue rubricado por las entidades empresarias Adefa (fábricas de automóviles), AFAC (autopartes) y Adimra (industria metalúrgica) y por los gremios SMATA (mecánicos) y UOM (obreros metalúrgicos).

Al respecto, el presidente de Adefa, Daniel Herrero, destacó la medida y resaltó la importancia que tiene para desarrollo del sector automotor, que se caracteriza por  su alto perfil exportador y el  rol clave dentro del entramado industrial y en el desarrollo económico y social del país.

Actualmente el sector automotor exporta más del 50% de su producción, representando el 35% del total de las exportaciones de manufactura industrial del país. El comercio exterior de la industria automotriz representa el 6,6% del PBI Industrial y aporta  US$ 2968 millones anuales a la recaudación impositiva.

Modelo

Adefa señaló en un comunicado que, “contar con un modelo exportador especializado, con productos de alto valor agregado implica para el sector y para el país ser el primer sector exportador industrial y el segundo complejo exportador, en ambos casos desde la Argentina al mundo. Desde la Argentina se abastece  a 35 mercados en los 5 continentes (con 54% de participación en las exportaciones) con una generación de US$ 5000 millones anuales por exportaciones”.

“El diálogo  y el consenso son el camino para la generación de medidas que alienten el desarrollo de nuestro sector y permitan  al mismo tiempo promover mayores exportaciones, generar mayor producción y un ingreso incremental de divisas para el país”, sostuvo Herrera.

A partir del impulso de este régimen y otras medidas que se están gestionando, se espera que en un horizonte de 5 años se logre duplicar las exportaciones y el empleo directo.