Nota I de II

El pasado martes 12, el ministro de Economía, Luis Caputo, dio a conocer los puntos iniciales del programa que introducirá “modificaciones estructurales al régimen económico, que resultan necesarias para revertir la espiral de inestabilidad y estancamiento que afecta a la economía argentina”, con el objetivo de “alcanzar un equilibrio fiscal financiero en 2024.”

En lo que respecta al comercio exterior, los cambios anunciados son los siguientes:

  • Tipo de cambio oficial de $ 800 para operaciones comerciales y un tipo de cambio superior para el egreso de divisas por consumos mediante tarjetas de crédito.
  • Reemplazo del sistema SIRA de importaciones por un sistema estadístico y de información que no requerirá de la aprobación de licencias.
  • Aumento provisorio del impuesto PAIS aplicable a las importaciones.
  • Aumento de las “retenciones” para las exportaciones no agropecuarias.

Las normas

En consonancia con lo anunciado, el miércoles 13 se publicaron algunas normas que reglamentan lo dicho, entre otras cosas:

  1. Decreto 29/2023: modificó las alícuotas del impuesto PAIS para el pago de fletes y otros servicios de transporte por operaciones de importación o exportación de bienes, y para el pago de importación de mercaderías, estableciéndose en ambos casos en un 17,5%.
  2. Comunicación “A” 7917 del BCRA, que establece los nuevos requisitos para acceder al mercado de cambios a los fines de pagar importaciones de bienes y servicios, entre los cuales se destacan los siguientes:
    • La eliminación de las SIRA y SIRASE como requisito previo para el pago de importaciones de bienes y servicios, respectivamente, y de la convalidación de las operaciones en la Cuenta Corriente Única de Comercio Exterior (aunque el BCRA implementará un sistema de convalidación on-line);
    • Plazos diferidos de pagos (salvo en ciertos productos donde el pago será a la vista) para importaciones oficializadas a partir del 13/12/23 y servicios prestados -por partes independientes y vinculadas- a partir de esta fecha; y
    • Pedido de conformidad previa ante el BCRA para importaciones registradas y servicios prestados antes del 13/12/23.
  3. Comunicación “A” 7918, a través de la cual se crearon los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL):
    • Podrán suscribir estos instrumentos sólo importadores de bienes y servicios por hasta las importaciones que tengan pendientes de pago;
    • Tendrán un plazo máximo hasta el 31 de octubre de 2027;
    • Se suscribirán en pesos al tipo de cambio de referencia publicado por el BCRA en función de la Comunicación “A” 3500 correspondiente al día hábil previo a la fecha de licitación;
    • Se pagarán en dólares estadounidense a la amortización, previéndose la opción de
      rescate anticipado; y
    • Devengarán un interés máximo del 5% anual, a definir en el anuncio de la licitación.
  4. Decreto 28/2023: estableció que el contravalor de la exportación de servicios (inciso c) del apartado 2 del artículo 10 del Código Aduanero y de mercadería, incluidos los supuestos de prefinanciación y/o postfinanciación de exportaciones del exterior o un anticipo de liquidación, deberá ingresarse al país en divisas y/o negociarse, un 80 % a través del Mercado Libre de Cambios, debiendo el exportador, por el 20 % restante, concretar operaciones de compraventa con valores negociables adquiridos con liquidación en moneda extranjera y vendidos con liquidación en moneda local.

Se espera todavía la oficialización de las nuevas alícuotas de los derechos de exportación, y la definición del sistema que reemplazará las SIRA.


Las autoras integran el Departamento Jurídico – Derecho Aduanero y Cambiario en el estudio Lisicki Litvin & Asociados

Nota relacionada: Importaciones: cómo se resuelve el pago de las deudas comerciales