fbpx

El Ministerio de Transporte mantuvo una reunión por videoconferencia con los gremios marítimos y portuarios para tratar la situación del Puerto Buenos Aires, la bajante del río Paraná, y el procedimiento preventivo de crisis presentado por la empresa Buquebus, en el marco de la pandemia.

“El ministro (de Transporte, Mario Meoni), reiteró que el Estado tomará todas las decisiones que garanticen los actuales niveles de empleo, en el convencimiento de que el Gobierno no va a quedar prisionero de ninguna puja empresaria ni estrategia comercial externa”, indicaron desde la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), en un comunicado.

Visión compartida

En diálogo con Trade News, uno de los participantes de la reunión virtual, Leonardo Salom (Apdfa), manifestó que “el Gobierno y los gremios compartimos la mirada y el criterio sobre dos ejes centrales: el no a un monopolio y el cuidado de las fuentes de trabajo durante la transición de 1 a 2 años para el llamado a una nueva licitación”.

Según los sindicatos, la idea es “mantener el statu quo” una vez vencido el plazo de las concesiones, el 15 de mayo próximo.

No obstante, el Gobierno no adelantó qué decisión tomará en la operatoria, ya que el fin del contrato comercial del servicio Samba entre Maersk y Terminales Río de la Plata (TRP) le impediría a esta última continuar operando, por lo que no podría prorrogar, y al menos 800 trabajadores podrían perder su empleo.

Equilibrio

“No defendemos ninguna terminal, sino el equilibrio que garantice el trabajo en una situación de crisis y de monopolio. Maersk no puede responder en base a qué cambia el servicio de una terminal que por estructura es más eficiente y por datos objetivos es la que menos queja recibe… Más allá de que es para llevar más plata a su propio bolsillo”, subrayó Salom.

“El Estado tiene que intervenir y tener un rol preponderante en una situación que pone en riesgo el equilibrio del puerto. Y nos dijeron que tienen las herramientas necesarias para lograrlo”, aseguró.

Promediando la semana entrante habrá una nueva reunión con una respuesta oficial.

Río Paraná y Buquebus

Del encuentro participaron, además de Meoni, su jefe de Gabinete, Abel de Manuele; el gerente general de la Administración General de Puertos (AGP), José Beni; el futuro subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, Leonardo Cabrera, y Walter Saieg, secretario de Gestión del Transporte.

Por el lado gremial, además de Salom estuvo presente Roberto Coria (Guincheros), Raúl Lizarraga (Apuntadores), Raúl Huerta (Marina Mercante) y Juan Carlos Schmid, como secretario general de la Fempinra y del gremio de Dragado y Balizamiento.

Schmid planteó la gravedad de la bajante en el río Paraná, y desde el Gobierno indicaron que “se están tomando todos los recaudos ejecutivos para proveer los medios a la Dirección de Vías Navegables y sus distritos al efecto de dar cumplimiento a los protocolos emanados por el poder ejecutivo relacionados con el coronavirus”.

Por su parte, Huerta elevó la problemática con la empresa Buquebus, que presentó el procedimiento preventivo de crisis “al efecto de rebajar las condiciones laborales y salariales, violando el decreto presidencial dictado por el Poder Ejecutivo en razón de las contingencias provocadas por la pandemia, para obtener otros beneficios”, señaló la Fempinra en su comunicado.

Dejar un comentario