fbpx

Desde Terminal 4 del Puerto Buenos Aires partió el primer embarque de limones que la Argentina realiza a China.

La filial de APM Terminals operó la carga de un contenedor con 24 toneladas de limones frescos provenientes de Tucumán, que partieron el 30 de junio al mercado asiático a bordo del Maersk Labrea.

La Argentina es uno de los principales proveedores mundiales de limones frescos. Se trata de un producto con muchas regulaciones fitosanitarias en los mercados de destino. De hecho, las negociaciones con China para validar certificados, plantas y procesos llevó al menos 20 años.

Túnel de frío

Terminal 4 inauguró semanas atrás un túnel de frío para facilitar la consolidación de cargas perecederas y permitir mantener la temperatura que demandan. La infraestructura fue puesta en marcha a partir de la demanda de las exportaciones de productos frescos y congelados (principalmente carnes y frutas) con destino a Estados Unidos y China.

De hecho, parte de los requisitos fitosanitarios impuestos por las autoridades chinas es que durante toda la cadena (desde origen a destino) los limones tengan un control de atmósfera que los mantenga entre 2 y 3 grados para evitar la proliferación de plagas, como la mosca de los frutos.

“Esta operación se realizó con éxito y de forma segura porque APM Terminals continúa cumpliendo estrictamente los protocolos de seguridad frente al COVID-19, siguiendo los requisitos de las máximas autoridades sanitarias para proteger la salud y bienestar de sus colaboradores y del personal incluido en toda la cadena productiva”, indicó la empresa en un comunicado.