Si bien desde diciembre de 2023 a marzo pasado se achicó la brecha entre las importaciones y el pago al exterior de las mismas, las curvas continúan bastante separadas.

De acuerdo con un informe de la consultora Unexar, que coteja los pagos al exterior reflejados en la cuenta corriente del Banco Central con los datos de importaciones que informa el Indec, en el primer trimestre del año se canceló sólo el 41% de la mercadería nacionalizada.

De esta manera, la deuda de las empresas argentinas con sus proveedores del exterior o bien con sus casas matrices acumula en lo que va del año 7718 millones de dólares.

Evolución

En diciembre de 2023, el Banco Central había autorizado giros por poco más de 500 millones de dólares cuando las importaciones informadas por el Indec había ascendido a más de 4100 millones. 

Desde entonces, la curva de pagos ascendió rápidamente hasta superar en marzo los 2500 millones de dólares, con importaciones nacionalizadas que rondan los 4200 millones.