fbpx

Este lunes vence la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo entre el Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA), cuyo diálogo por la recomposición salarial se encuentra interrumpido.

El secretario general del SOMU, Raúl Durdos, advirtió que de no llegar a un acuerdo se retomarán las medidas de fuerza.

“Hemos sido respetuosos y hemos acatado la Conciliación Obligatoria, pero hasta el momento no hemos tenido respuestas satisfactorias. El lunes quedaremos en libertad de acción y tomaremos todas las medidas de acción directa que correspondan”, advirtieron Daniel Mereles y Gerónimo Molina, secretario adjunto y de Relaciones Laborales, respectivamente, del gremio.

La conciliación obligatoria abarca a todos los gremios de la actividad de la marina mercante ya fue prorrogada el 30 de julio pasado. “La parte empresaria expresó que condicionará cualquier porcentaje a que los gremios acepten renegociar los convenios colectivos de trabajo “a la baja”, postura sólo puede ser calificada como extorsiva”, enfatizó Mereles en un comunicado, y agregó que “de ninguna forma podemos aceptar pedidos del tipo incorporar el lavado de tanques, lavado de bodegas y trincado de contenedores a las tareas de enrole”.