fbpx

En el ambiente del freight forwarding, “peak season” es sinónimo del pico de aumento de la demanda, aumentos en las tarifas y una competencia mucho más ardua.

Generalmente, la temporada pico empieza cada año a mediados de agosto y continúa hasta fines de octubre. Al ser un período de alta demanda, existen ciertas barreras que pueden dificultar las tareas de los agentes de carga y sus clientes, a la vez que también se presentan muchas oportunidades para quienes estén preparados para recibirla.

¿Cómo pueden prepararse los forwarders para la peak season?

En principio, queda todavía algo de margen para tomar cartas en el asunto y evitar altos costos y problemas operativos. Compartimos algunos consejos que pueden ayudarles en esta tarea:

Mantenerse al día con los clientes. La comunicación fluida con los clientes será crucial los próximos meses. Será importante que los mismos sepan qué tan ajustada estará la capacidad para que organicen sus envíos con anticipación. Así, también ellos podrán prever su producción y formular planes de acción que les permitan estar a tiempo con las entregas.

Recordar los recargos por temporada alta. Durante las peak seasons, los puertos se congestionan de forma excesiva, los operarios no dan abasto y los tiempos de espera aumentan, al igual que el precio del combustible. Debido a esto, será importante tomarse el tiempo suficiente para evaluar de forma minuciosa las operaciones logísticas de los clientes, para ayudarlos a comprender y evitar los cargos adicionales que la temporada alta puede acarrear.

Asegurar adecuadamente la carga. No es el momento de escatimar en seguros. Aunque en temporada baja, como en temporada alta, los accidentes son inevitables: durante un período donde la demanda y los volúmenes aumentan, también lo hacen los riesgos. Si se protegen los envíos con anticipación, su bolsillo y sus clientes se lo agradecerán más tarde.

Aprovechar los envíos divididos. Muchas veces, una buena estrategia puede ser dividir un envío entre varios contenedores con diferentes conocimientos de embarque. Así, el riesgo de que la mercancía sea afectada disminuye, ya que en caso de que algo le ocurra a algún contenedor, el resto de la carga no necesariamente sufre el mismo impacto y se puede avanzar con la entrega aunque sea por partes. Aunque este proceso puede requerir un poco más de trabajo, tomar esta precaución ayudará a mantener todas las bases cubiertas.

Evitar los transbordos. Como sabemos, los transbordos implican hacer varias paradas y esto significa que es mucho más probable que los carriers retrasen su carga el doble del tiempo durante la temporada alta. Para esto, una estrategia válida puede ser acordar envíos que en lugar de ser indirectos, combinen o tengan en cuenta diferentes modos de envío, a la vez que se reducen sus tiempos. Aquí también será imprescindible una buena comunicación con los clientes, para que tengan la oportunidad de decidir si ciertos costos adicionales valen la pena.

¡Incorporar más tecnología en las operaciones! Somos muchos los que ofrecemos soluciones digitales diseñadas especialmente para hacer más fácil el día de los transitarios. Al incorporar sistemas digitales a las operaciones, se pueden administrar todos los envíos de manera más eficiente durante la peak season, a la vez que se puede acceder a análisis que ayudarán a tomar decisiones informadas basadas en inteligencia empresarial. Con Cargofive, por ejemplo, gestionar los tarifarios y consultar tarifas de distintos proveedores en un solo lugar es muy sencillo, lo cual permite acelerar el proceso de cotización frente al cliente.

La peak season trae consigo desafíos para todos los involucrados en la cadena de suministro. Teniendo en el campo de juego factores como la capacidad reducida, los diferentes cambios en las regulaciones, la fluctuación de las tarifas y los cambios post-pandemia, los clientes hoy se están apoyando mucho en los agentes de carga para sobrellevar períodos difíciles.


Contenido producido por Cargofive