fbpx

Uno de los gremios de la actividad marítima que cuenta con el índice de conflictividad más bajo, en décadas, realizará un paro de 24 horas este viernes.

El Sindicato de Dragado y Balizamiento, que conduce Juan Carlos Schmid, anunció que este viernes 26 el personal que se desempeña en Hidrovía SA, empresa concesionaria de mantenimiento del sistema de navegación troncal, la hidrovía Paraná-Paraguay, realizarán un paro de 24 horas.

Las dragas, las lanchas hidrográfica, los balizadores y las lanchas batimétricas detendrán sus operaciones a partir de las cero horas.

La incertidumbre respecto de la continuidad laboral una vez que opere el vencimiento del contrato de Hidrovía SA –por lejos, principal empleador del sindicato– motiva la decisión del sindicato.

Impacto

En un comunicado firmado por Juan Carlos Schmid, titular del gremio y a la vez secretario general de la Federación Marítimo, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) y de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), advirtieron el impacto de la medida.

“El río Paraná está creciendo y ello implica arrastre de sedimentos, lo que seguramente modificará las alturas determinantes de los pasos críticos de la vía fluvial, corriendo peligro de varaduras”, señalaron.

“La concesión se termina el 30 de abril. Nosotros exigimos un acta de compromiso para dar garantía a los trabajadores de la actividad que estuvieron operando desde el principio de la pandemia asegurando el calado y la señalización en medio de la más pronunciada bajante”, agregaron.

Riesgo

El sindicato venía realizando asambleas permanentes desde el 22 de este mes, en ocasión del primer encuentro del Consejo Federal Hidrovía, que no logró brindar mayores certezas sobre el día después al vencimiento del contrato.

Por eso, los trabajadores de dragado y balizamiento subrayaron el riesgo potencial que implica su medida de fuerza: “La ruta de navegación tiene más de 1200 señales entre boyas, balizas e instrumentos de última generación, vital para el tráfico de ultramarinos y trenes de barcazas”, explicaron, tras remarcar el apoyo con el que cuenta la medida (CGT, Fempinra, CATT y aceiteros) y avisar que no descartan un paro de 48 horas para la semana entrante.