Con la llegada de la temporada de cosecha gruesa en la Argentina, se puso en marcha el operativo “Cosecha Segura”, un esfuerzo coordinado para garantizar la seguridad en el autotransporte de cargas por carretera, un sector vital para el desarrollo económico del país.

El operativo busca mitigar el impacto del transporte de granos en las localidades portuarias y en las rutas del Cordón Industrial, al tiempo de asegurar la integridad de los trabajadores y residentes locales.

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), representada en las 7 Cámaras de transporte de la provincia de Santa Fe, participó de reuniones para evaluar la operatividad y delinear estrategias que permitan evitar la concentración de camiones.

De esta manera, diversos organismos oficiales municipales, comunales, provinciales y nacionales, junto con Cámaras, entidades gremiales e instituciones, unieron esfuerzos para implementar un Protocolo Operativo detallado que aborde los desafíos logísticos y de seguridad que surgen durante esta época del año.

Imagen: Fadeeac

Rol crucial

“El transporte por carretera desempeña un papel crucial en el desarrollo económico de Argentina, especialmente en épocas de cosecha, donde la eficiencia y seguridad en el traslado de productos agrícolas son fundamentales para el abastecimiento nacional y la exportación”, dijo Roberto Rivero, Director Ejecutivo de Fadeeac.

La Secretaría de Protección Civil y Gestión de Riesgos de Santa Fe estableció un Comando de Operaciones de Emergencia que se encuentra activo las 24 horas al día, supervisando y coordinando las actividades relacionadas con el operativo.

Según estimaciones de la Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Fe (APSV), se espera que entre 15.000 y 20.000 camiones transiten diariamente las rutas de la provincia.

Mario Ramello, Director del Departamento del Interior de Fadeeac y Gerente de la Asociación Argentina de Transportadores de Hacienda (AATHA), destacó la importancia de la implementación del Protocolo.

“Está previsto que este año ingresen alrededor de tres millones de camiones a los puertos. Más del 60% de las exportaciones de cereales y oleaginosas del país salen por los complejos portuarios de Rosario”, comentó Ramello. Y agregó: “Como parte de una de las 7 entidades de Santa Fe adheridas a Fadeeac nos resultó muy importante formar parte de la mesa y contribuir con nuestra experiencia”.

Por su parte, Rivero destacó la importancia de garantizar la seguridad y eficiencia en el transporte de carga hacia los puertos.

La alta demanda de agrograneles en las terminales portuarias genera una afluencia masiva de camiones procedentes de diversos puntos del país, concentrándose en las principales arterias viales como las rutas nacionales 33, 34, 9, 11, A012, Autopista Rosario-Córdoba y Rosario-Buenos Aires, así como las rutas provinciales 10, 14, 16, 18, 21, 91 y Autopista 01 (Rosario-Santa Fe).