fbpx

Transportistas autoconvocados que reclama una revisión de las tarifas se encuentran realizando medidas de fuerza desde el 16 de este mes, con paros y cortes de ruta en distintos puntos del país, muchos de los cuales han sido “levantados” por las fuerzas de seguridad, mientras que otros permanecen con manifestantes y retenes.

El miércoles 20, el Ministerio de Transporte convocó a una reunión a todas las entidades empresarias que representan los intereses del transporte terrestre para “arbitrar ante los organismos de seguridad correspondientes el normal tránsito, la seguridad vial y la seguridad de los bines y personas” habida cuenta la “ilegitimidad y la falta de representatividad de la protesta”.

Transportistas Unidos

Los cortes “por tiempo indeterminado” son impulsados por Transportistas Unidos de Argentina (TUDA), movimiento autoconvocado que paraliza “por tiempo indeterminado el transporte de cereales, subproductos, tanques, jaulas y cargas generales con manifestaciones y cortes de rutas nacionales y provinciales”, según difundieron en redes sociales.

Según trascendió, TUDA agruparía a unos 2000 transportistas que no se sienten representados en sus reclamos de aumentos de tarifas frente al incesante incrementos de costos que afectan en la operatoria diaria. Piden, en canales informales, un incremento en la tarifa del orden del 40%.

Asimismo, si bien indicaron que los autos particulares, el transporte de pasajeros, de oxígeno e insumos médicos u oncológicos “no se los detiene en ningún punto de corte”, el tráfico internacional “quedará retenido por un tiempo mínimo de dos horas siempre que el mismo se encuentre con carga”.

Reunión oficial

Durante la reunión en Transporte, los representantes de la Confederación Argentina de Transporte Automotor de Cargas (Catac), la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) y la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (Faetyl) repasaron las gestiones realizadas con los funcionarios y desconocieron los reclamos de los transportistas autoconvocados.

“Desde el inicio de la presente gestión se ha conformado una mesa de trabajo (con el Gobierno) donde se debatió sobre los precios de referencia del transporte de cereales, modificación de curva y estructura de costos”, señalaron, tras recordar que el 4 de febrero se reunirá la “Mesa de Tarifa”.

Destacaron la “unificación de los sistemas registrales del transporte automo9tr de cargas (RTO, STOP, RUTA, PAUT e ISTA)”, la “digitalización de los trámites de inscripción en el RUTA, articulados con la expansión del STOP”, el “análisis de los beneficios para el transporte automotor de cargas”, y la “articulación ante los órganos competentes sobre la problemática en materia de abastecimiento de neumáticos”.

Reclamo portuario

Las medidas de fuerza se hacen sentir sobre todo en los puertos, que vienen de sufrir desde fines de 2020 y comienzos de este año paros sindicales de gravedad.

La Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) volvió a manifestar su “profunda preocupación” por las medidas de los transportistas autoconvocados que bloquean el acceso a las terminales del Gran Rosario, Bahía Blanca, Quequén y San Nicolás de los camiones de cereales y oleaginosas.

“Las medidas de fuerza están afectando seriamente el comercio de graneles agropecuarios, abastecimiento interno y el cumplimiento de contratos con el exterior. Además, por su modalidad,
se pone en riesgo el abastecimiento y producción de otras cadenas productivas como la de la construcción y las autopartes”, indicaron desde la cámara.

“El sector no puede tolerar más medidas de fuerza, los requerimientos deben hacerse por los canales institucionales y legales, no por vías de hecho que afectan a toda la sociedad”, expresaron, tras instar a retomar “la senda de la normalidad y la paz social”.