fbpx

Las empresas de autotransporte de cargas continúan advirtiendo que la falta de coordinación en el país respecto de los controles que sufren los camiones genera un caos operativo que pone en serio riesgo el normal abastecimiento.

“Desde que se decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio el 20 de marzo, el transporte de cargas comenzó a sufrir diversos problemas en las rutas a raíz de medidas descoordinadas de los distintos municipios y provincias: en un primer momento, varias autoridades locales recurrieron al cierre total de los accesos viales a sus municipios; luego, prohibiciones de apertura de estaciones para prestar servicios sanitarios a los transportistas; posteriormente, un método de fajas en la puerta de los camiones para encerrar a los choferes en las cabinas de los vehículos bajo amenaza de multas y prisión a quien rompiese la faja para ir al baño o atender alguna emergencia; por último, una pelea entre la provincia de Mendoza y de San Luis por no dejar entrar camiones a sus territorios, que dejó varada por horas a una fila de 30 kilómetros de camiones en la ruta”, denunció en un comunicado la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

Desbordados

El presidente de la entidad, Hugo Bauza, manifestó que la situación “está desbordada”.

“Muchos transportistas ya no quieren tomar viajes ni entrar a las localidades o provincias problemáticas. Si el Gobierno nacional no ordena esta situación, en breve los ciudadanos de las provincias y municipios que tomen estas medidas se van a quedar sin alimentos e insumos básicos. Se está muy cerca de generar un contexto de desabastecimiento. Hay que actuar urgente”, subrayó.

En varias oportunidades, la entidad que agrupa a las cámaras de transporte de cargas por camión realizó presentaciones ante el Gobierno donde destacó el carácter “anticonstitucional” de este tipo de medidas.

Crisis

“El sector está en una crisis profunda: durante fines de marzo y abril, se encontraba parado en un 70%. Hoy, a pesar de que ese número bajó a un 45%, las empresas que se mantuvieron activas siempre trabajaron a pérdida para garantizar el abastecimiento desde el inicio de la cuarentena. El reclamo surge ya que a pesar de este gran sacrificio y acompañamiento, siguen proliferando medidas que menoscaban la dignidad humana e integridad de los trabajadores del sector”, indicó Fadeeac en un comunicado.

“Algunos intendentes y gobernadores deberían enterarse que dentro de un camión viaja una persona que, además, realiza un gran esfuerzo lejos de su familia para llevarles los productos que sus jurisdicciones necesitan para sobrevivir. Si estas medidas no se detienen de inmediato y se buscan soluciones racionales, nos dirigimos a una situación crítica. Pedimos solamente sentido común, empatía y que no subestimen este problema”, apuntó Martín Borbea Antelo, secretario general de la federación.

Dejar un comentario