fbpx

Mientras desde Terminal Puerto Rosario (TPR) informaban que se prestó asistencia junto con el Ente Administrador Puerto Rosario (Enapro) a los tripulantes de la draga APL Catamarca que resultaron positivos de Covid-19, el subsecretario de Puertos nacional, Leonardo Cabrera, emitió dos notas para prevenir situaciones como la vivida en Rosario.

La draga se encontraba operando en Arroyo Seco y pidió amarre porque sus tripulantes presentaban síntomas de coronavirus. Semanas antes, había sido denunciada por el Sindicato de Dragado y Balizamiento por irregularidades en el cumplimiento de los protocolos sanitarios y las medidas de seguridad.

“La draga amarró el martes 14 a las 22.30 en TPR, con 3 de los 7 pasajeros con Covid-19. Junto con el Enapro, el Ministerio de Salud provincial, la Prefectura y el Comité de Crisis se coordinó el desembarco y traslado de los tripulantes”, señalaron desde TPR.

Recordatorios

A propósito, Cabrera giró dos notas. La primera dirigida a armadores, agentes marítimos y fluviales, empresas de servicios portuarios y de practicaje, y a las autoridades sanitarias jurisdiccionales. 

La segunda, a las autoridades portuarias, al Consejo Portuario Argentino y a la Cámara de Puertos Privados Comerciales, con copia a las autoridades sanitarias. 

En la primera comunicación a las empresas que operan en el cabotaje, intimó “a todas las empresas/armadores/agentes que desempeñen actividades esenciales dentro del transporte por agua, a contar con un protocolo y plan de contingencia Covid-19 empresarial, que contemple la logística de los futuros corredores seguros a ser utilizados en caso de ser detectada una situación de riesgo”.

Todo ya estaba protocolizado y había emanado de las distintas normativas del Comité de Crisis. No obstante, Cabrera estimó necesario recordarlo a raíz del último inconveniente.

“Toda persona externa a la tripulación de buques de cabotaje nacional que deba embarcarse transitoriamente para desempeñar alguna función está obligada a utilizar equipos de protección personal y acreditar ante las autoridades el uso de los mismos”, recordó el funcionario.

Puerto más cercano

Por otra parte, la nota destinada a los puertos, advierte (sin nombrarla) el episodio de la draga Catamarca y explica que “surgió la necesidad de comunicarles a los puertos que se debe dar uso de muelle a aquellas embarcaciones que así lo requieren por cuestiones sanitarias”.

“A esos efectos, el puerto más cercano a la embarcación que requiera desembarcar a su tripulación ante instrucciones de la autoridad sanitaria local, será la que deba prevalecer en la asignación de muelle”, subrayó Cabrera.

Responsabilizó a las autoridades sanitarias locales como “las que deben tomar intervención en el desembarco” y realizar la trazabilidad epidemiológica.

“El rechazo a la atención está incurso en una infracción al código penal”, advirtió el subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante.