fbpx

La Administración General de Puertos (AGP) medió en el conflicto que arrancó en la medianoche del sábado último hasta esta noche que encabeza el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) con las terminales del puerto de Buenos Aires.

El sindicato de los estibadores, que perdió la personería gremial tras una quiebra decretada por la justicia laboral –a pesar de haber cancelado la deuda pendiente–, inició acciones de fuerza que incluyeron “copar” literalmente los muelles de Terminal 4, impedir las operaciones de los buques de la terminal 5 (Bactssa) y bloquear los accesos a las terminales 1, 2 y 3 (TRP). Fuentes del sector confirmaron incluso que otras delegaciones del SUPA se solidarizaron con la delegación de Puerto Nuevo afectando también la actividad en otras terminales del país, como Exolgan.

Desde la administración del Puerto Buenos Aires confirmaron que pasadas las 22 horas del lunes “se terminó de sellar un acuerdo (con el SUPA) y a partir de las 23 se levantarán las manifestaciones y se normalizarán las actividades”.

Normalidad

“A partir de mañana martes se retoman completamente las actividades y se operarán buques con normalidad”, aseguraron desde la cartera que controla las terminales de Puerto Nuevo.

El miércoles tendrá lugar una reunión en el Ministerio de Trabajo para intentar formalizar el acuerdo.

Los estibadores del SUPA mantienen un histórico enfrentamiento con el sindicato de Guincheros, razón por la que no participan de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), asociación paritaria en los convenios laborales de los gremios portuarios.

Por esta razón, las negociaciones se realizan en dos mesas distintas, y los acuerdos se dilatan en función de cómo avance una y otra mesa.

Si bien las terminales habían avanzado en un acuerdo (no firmado) con el SUPA que contemplaba un aumento del 8% para junio y una suma de $ 4000 (para el tramo 2019/2020), y un aumento del 10% para el tramo 2020/2021, cuando se enteraron que la Fempinra había firmado un 10% para ambos períodos desestimaron el acuerdo verbal e iniciaron medidas de fuerza reclamando una suma fija de aumento de $ 15.000 y un incremento del 50%.

Prudencia e inteligencia

La Fempinra emitió hoy un comunicado en el que pidió “prudencia e inteligencia” y llamó a la “mesura de empresas y trabajadores portuarios.

“Esta Federación, en representación de todos los trabajadores portuarios sin exclusión de categorías, fue la que –en diciembre de 2018 y luego de largas luchas, como la expresada en la Carpa de la Dignidad Portuaria– ha conseguido la estabilidad laboral de todos los compañeros”, manifestaron.

“Hemos enfrentado la política del “Macrismo” y su proyecto inmobiliario y de puerto federal mínimo. Fuimos nosotros quienes enfrentamos el proyecto del interventor (Gonzalo) Mórtola, soportando y enfrentando su visión neoliberal y la represión de nuestras medidas de acción sindical para defender nuestros puestos de trabajo y al Puerto de Buenos Aires, como base del proyecto nacional”, indicaron.

Agregaron que lograron “hacer caer” con la nueva administración “el pliego del Macrismo” y “sostuvimos la productividad, las fuentes de trabajo, la importancia y la carga del Puerto Federal con el apoyo del Estado.

“Los hechos ocurridos en el Puerto de Buenos Aires este fin de semana, ponen en riesgo la unidad de todos los trabajadores portuarios y pueden ser facilitadores del vaciamiento del Puerto o su transferencia a la Ciudad de Buenos Aires, perdiendo su carácter de federal. Del mismo modo, queremos manifestar que se está poniendo en riesgo la vida de los trabajadores”, advirtieron, tras agregar: “No debemos fundamentar enfrentamientos entre los trabajadores”.

Queremos que los barcos trabajen con éste, que es el principal puerto del país y por eso es necesaria la inteligencia de todos los que tenemos obligaciones con la clase trabajadora. Lo que está en riesgo es la operatividad del Puerto Federal. Estos son los momentos en que se deben buscar soluciones superadoras y evitar cualquier situación que ponga en peligro la fuente de trabajo de todos nuestros compañeros”, concluyeron.

Dejar un comentario