Una compañía marítima asiática, especializada en servicios feeder desde hace más de 40 años, importará este concepto operativo a la costa este de América del Sur.

La línea con sede en Singapur, Bengal Tiger Line, lanzará un servicio regular que conectará los puertos de Buenos Aires, Montevideo y Río Grande con el mundo. El lanzamiento del servicio coincidirá con la fiesta patria argentina: el 25 de mayo próximo, con la recalada del buque Tiger Plata (de 1700 TEU y 350 enchufes reefer) en los muelles de Terminales Río de la Plata (TRP), la empresa del holding portuario DP World.

De esta manera, y todos los sábados, BTL partirá desde Buenos Aires hacia Brasil “con un horario fijo y  confiable durante el fin de semana”, indicaron desde la línea singapurense.

Reestructuración

El servicio feeder coincide con una reestructuración integral de la oferta de transporte marítimo a la costa este de Sudamérica, que se justifica en “una combinación de retrasos portuarios en la costa brasileña y restricciones de calado en el Río de la Plata, que afectaron la integridad de los horarios y la disponibilidad de espacio”, indicaron fuentes del shipping que participaron en la gestación del servicio.

Por tal motivo, y para no dejar desatendida la demanda de cargas de la región, se acudió a un proveedor especializado en servicios feeder y consciente de la necesidad de garantizar puntualidad en los servicios. En la misma línea, se eligió a Río Grande “por tratarse de uno de los pocos puertos brasileños que tiene la capacidad de operar como HUB de transbordo”.

Experiencia

Singapur cuenta con un throughput de 39 millones de TEU y el 85% de ese movimiento correspondió a tráfico de transbordo, la especialidad de BTL.

El director ejecutivo de BTL, Bill Smart, destacó que esta experiencia y concepto se puede trasladar a la región y subrayó que ofrecerán “tránsitos más rápidos y entregas garantizadas, con fechas de exportación fijas, agregando así valor de la mano de la reducción de los costosos retrasos”.

La compañía designó como agente en la Argentina a Agencia Marítima Internacional, mientras que en Uruguay estarán representados por AMS Marítima y en Brasil por Agencia Unimar. En tanto, el referente para ECSA de BTL será Paolo Lafeber.

Trayectoria y fase 2

BTL nació en Alemania de la mano de Grupo Shoeller. En 2018 pasó a un fondo de inversión denominado CMIA, con base en Chipre, y finalmente se vendió a Hartnoll Family Trust (HICO) en 2022. Opera una flota total de 33 buques, muchos bajo acuerdo de bodega compartida, y una capacidad equivalente a los 900.000 TEU.

La llegada de BTL es ambiciosa: en su segunda fase de expansión, ya planificada, tienen como objetivo desarrollar a Río Grande como hub y agregar conectividad a los puertos de Rosario, Zárate y TecPlata.