fbpx

Un nuevo paro por 48 horas se inicia este miércoles 26 a las cero horas, convocado por la totalidad de los gremios marítimos que reclaman ser considerados “prioritarios” en la campaña de vacunación contra el Covid-19, en tanto personal esencial declarado desde que se declaró el primer aislamiento social, preventivo y obligatorio, el 20 de marzo de 2020.

La semana última cumplieron con la medida de fuerza, afectando la navegación en la Argentina y, por ende, al comercio exterior que se realiza en más de un 80% por vía fluvial y marítima.

El personal embarcado desempeña funciones desde los remolcadores de puerto (que prestan asistencia en el ingreso y egreso a los buques oceánicos) a las lanchas de prácticos (que transportan a estos profesionales para prestar servicio a los capitanes extranjeros), así como también en las tripulaciones de los buques de bandera argentina, entre ellos, los más importantes son los dedicados al cabotaje de hidrocarburos, que abastecen de naftas y gasoil a todo el país desde las refinerías portuarias (a las que abastecen con el crudo procedente desde el sur), y no sólo a las refinerías, sino también a las centrales termoeléctricas que abastecen de energía a las distintas redes nacionales.

De esta manera, todas las actividades fluviales y marítimas estarán paralizadas, a excepción de la pesca en Mar del Plata, que en esta oportunidad no se plegó a la medida de fuerza.

Acción empresaria

Desde la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA), que agrupa a las cámaras empresarias representativas de este tipo de embarcaciones de bandera nacional, expresó que “aunque no compartimos la metodología adoptada por las asociaciones sindicales que representan el personal embarcado, comprende y respalda el reclamo realizado”.

“La Federación de Empresas Navieras Argentinas realizó una nueva presentación ante las máximas autoridades del Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo y Ministerio de Transporte de la Nación, solicitando que el personal embarcado sea incluido como personal estratégico y prioritario para recibir la vacunación contra el Covid-19 en la República Argentina”, indicó la organización a través de un comunicado.

Los empresarios destacaron que es “imprescindible” la necesidad de vacunar al personal embarcado “por la labor esencial que desempeñan y por razones humanitarias, ya que los marinos una vez a bordo, no pueden acceder en forma inmediata a atención médica en caso de una emergencia, pues pueden encontrarse a varios días de un puerto o bien ante la imposibilidad de desembarcar por factores climatológicos”.

“Esto constituye un factor que hace prioritario vacunar a los trabajadores marítimos cuyas tareas son riesgosas además de esenciales”, puntualizaron desde FENA.

Advirtieron, de esta manera, que el impacto inminente se vería en el abastecimiento de hidrocarburos para refinerías y usinas eléctricas. “También podría provocar la escasez de las mercaderías necesarias para gran cantidad de actividades productivas y comerciales. Adicionalmente, se vería afectado el normal desarrollo del comercio exterior”, destacaron.

Antecedentes

La Federación recordó que el paro de 48 horas de la semana pasada “provocó que la totalidad de la flota de la marina mercante, pesquera, remolcadores de maniobra portuaria, areneros, etc., viera interrumpida su actividad durante dos días, lo que significó una pérdida económica significativa para el sector y para el país. Como ejemplo, siete buques que finalizaron la carga de exportación (en San Lorenzo, Provincia de Santa Fe) no pudieron zarpar cuando estaba previsto”.

“Normalizadas las actividades, los buques quedaron sobrecargados para el calado existente, por lo que vieron demorada su partida. Se debe destacar que, de acuerdo a las informaciones recibidas, estas medidas de fuerza se profundizarán en el futuro si no se logra poner en marcha un plan de vacunación. En este caso se provocará un agravamiento de las consecuencias económicas que afectará en particular el desarrollo del comercio de exportación e importación. Es conveniente considerar que la gran mayoría de los productos que nuestro país exporta e importa son trasladados en buques, como también el normal abastecimiento de combustibles para el funcionamiento de las industrias y usinas eléctricas”, concluyeron.

Los sindicatos que adhieren al paro son:

  • Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante
  • Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU)
  • Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo
  • Centro de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales
  • Asociación Profesional Capitanes y Baqueanos Fluviales
  • Asociación de Buzos Profesionales
  • Sindicato de Conductores Navales
  • Sindicato de Electricistas y Electronicistas
  • Sindicatos Unidos Petroleros y Hidrocarburíferos
  • Centro de Comisarios Navales
  • Centro de Jefes y Oficiales Navales de Radiocomunicaciones