fbpx

Insumos en las farmacias y hospitales, materias primas para la industria alimenticia, repuestos para líneas de producción esenciales. El combate al fantasma del desabastecimiento –amenaza en toda situación crítica como la de una pandemia, de una guerra– tiene un regimiento de responsables, extenso como el largo de la cadena de suministros.

Esa “línea de fuego” la componen los actores invisibles del comercio exterior.

Despachantes y guardas de aduana, operadores de grúas y de equipamiento portuario, ejecutivos de agencias marítimas, oficiales de Prefectura, Migraciones y Sanidad de Frontera, fleteros y personal de depósitos fiscales, transportistas, repositores, cajeros, personal de vigilancia… La lista es extensa, y aquí incompleta.

Esta infantería no tiene aplausos en balcones, ni líneas en diarios o minutos en televisión y radio.

La primera avanzada la integran los que activan el primer contacto de la cadena de abastecimiento de la Argentina: el práctico que toma servicio de un buque que llega al país con los bienes que mantendrán abastecidas las góndolas.

Alerta hidrológico

Una boya a la altura de Corrientes, hoy

Mientras se adaptan a la operación “en tiempos de pandemia”, la Prefectura emitió un “alerta hidrológico en la Cuenca del Plata” que obligará a extremar las medidas de seguridad en materia de calados de las embarcaciones por la grave bajante de agua que experimenta el sistema.

La autoridad solicitó que “se extremen las medidas de de seguridad necesarias (con relación a la carga y los calados) a fin de evitar la ocurrencia de acaecimientos que pongan en peligro las vías navegables, tripulaciones, embarcaciones y/o la carga, en resguardo de la seguridad de la navegación y la protección ambiental”.

La bajante se agrega a las complicaciones operativas impuestas al libre flujo de la navegación por la pandemia del Covid-19. Y es en el Paraná, sobre todo, donde la situación es bastante más compleja para el servicio de practicaje.

Navegación directa

La navegación allí insume unas 24 horas, a las que deben sumarse el tiempo de traslado terrestre y navegación en lancha para embarcar y desembarcar. Un total promedio de 30 horas, sin fondeos por marea en Escobar, ni por dragas, ni por gaseros, ni por nieblas. Navegación directa.

Los prácticos, además de su equipamiento personal de protección (EPP), deben llevar sus viandas porque tienen prohibido ingerir los alimentos que hay a bordo. No obstante, no pueden evitar dormir en los camarotes del buque.

Equipo de protección personal (EPP) y viandas para al menos 24 horas de navegación

Y el tema de mayor preocupación fue, y sigue siendo, cuando el buque viene de Brasil o Chile y no llegó a cumplir los tiempos de cuarentena. “Se hace difícil la prestación del servicio en condiciones higiénicas que garanticen o al menos, aseguren suficientemente que no llevaremos el virus de un lugar a otro”, reconoció un práctico del Paraná.

Servicio ininterrumpido

Luego de los primeros días de incertidumbre y preocupación respecto a cómo seguir operando y a la vez cumplir con la protección de los actores involucrados, desde el practicaje aseguraron que aún a pesar de los “problemas de coordinación y comunicación” iniciales con Prefectura, Migraciones y Sanidad de Fronteras “nunca se detuvo el servicio”.

“Trabajamos codo a codo con las autoridades”, expresó Claudio Tubio, presidente de la Cámara de Actividades de Practicaje y Pilotaje en diálogo con Trade News para actualizar la situación sobre el desarrollo de la actividad.

“Estuvimos agilizando los controles de temperatura con Prefectura sobre todo en los buques liners (portacontenedores) para que no cancelen su recalada por problemas operativos debido al schedule ajustado que tienen”, indicó Tubio.

Prioridad

Entre los traslados terrestres y en lancha, la navegación promedio que hace un práctico del Paraná ronda las 30 horas

Los prácticos están conectados de manera permanente con el Contrase de Prefectura para analizar la prioridad en la atención de buques, teniendo justamente en cuenta la urgencia de aquellos buques con insumos críticos de importación para enfrentar la crisis sanitaria.

“Estamos ayudando a posicionar a la gente de Prefectura en el Pontón (Recalada), y a enfermeros para el control de temperatura. Y, de acuerdo con la disponibilidad del mercado, ayudamos a proveer de kits de seguridad”, dijo Tubio.

“Nos estamos concentrando sobre todo en el apoyo logístico para evitar las demoras en los buques liner”, destacó, tras advertir que extremarán los cuidados en los márgenes de seguridad, de acuerdo con las últimas normas de Prefectura, para que el sistema no enfrente mayores demoras por la bajante.

“Estamos trabajando a riesgo nuestro”, reflexionó Tubio, tras lamentar que el practicaje no tenga todo el reconocimiento debido en el país como el que, por ejemplo, brindó la Organización Marítima Internacional (OMI) al destacar su rol “esencial” de facilitador del flujo de las cadenas logísticas mundiales como primeros responsables en la actividad de los buques en los puertos.

Mayores costos

“Nuestra prioridad es mantener los servicios, por eso mantuvimos nuestro tarifario inalterado como gesto con todas las agencias marítimas y armadoras”, señaló. Tubio refirió al respecto los mayores costos que implica posicionar a los prácticos en Montevideo por tierra, en remises, debido a la suspensión de los viajes por avión y por Buquebús.

Al respecto, no dejó de mencionar que existieron problemas con Migraciones para cruzar la frontera “hasta que logramos finalmente sacar la nómina de los prácticos exceptuados”.

Por último, el practicaje sugirió que se evalúe la posibilidad de operar en Zona Común “cuando las condiciones climatológicas desfavorables complican las operaciones de los buques liner en Recalada, ya que Zona Común, además, permite operar de noche también”.

Un Comentario

  • SERGIO dice:

    TODO MUY INTERESANTE , PERO EL PRACTICAJE NO ES SOLO EN BUENOS AIRES , EN LA PATAGONIA SE TRABAJA MAL , LOS INTENDENTES NO PERMITEN EL INGRESO A LOS PUEBLOS PARA DESCANSAR Y OBLIGAN A LOS PRACTICOS A SALIR A LA RUTA EN CUALQUIER HORARIO ( EL PUERTO SANTA CRUZ ), SE RECUERDA QUE EN LA PATAGONIA EL PRACTICO MANEJA SU PROPIO VEHICULO Y MANEJA ALREDEDOR DE 5000 KM MENSUALES PARA CUMPLIR SU TAREA , ACA LA PNA NO SUBE A LOS BARCOS Y MUCHOS NO CUMPLEN CON LA CUARENTENA ESTABLECIDA AL NO SUBIR PERSONAL DE PNA NI SANIDAD DE FRONTERAS .

Dejar un comentario