fbpx

La Organización Mundial del Comercio (OMC) confirmó lo que venían insinuando las proyecciones y mostrando sus estudios anteriores: el comercio global de mercancías está en rojo y el “efecto Covid-19” ha sido determinante para eso.

Esta semana, el organismo presentó los datos del último Barómetro sobre el Comercio de Mercancías. El índice se sitúa hoy en 87,6, el valor más bajo registrado desde que se creó el indicador, en julio de 2016.

¿Qué significa esa cifra? El valor de referencia es 100 por lo que un resultado de 100 indica expansión del comercio en línea con las tendencias recientes; un resultado superior a 100 sugiere un crecimiento superior a la tendencia; y si el número final arroja una cifra menor a 100, significa un crecimiento inferior a la tendencia.

Contracción que se prolonga

El número obtenido (87,6) se ubica muy por debajo del valor de referencia, lo que muestra una fuerte contracción del comercio mundial que continuará en el segundo trimestre.

El Barómetro de Comercio de Mercancías, que se actualiza trimestralmente, combina una variedad de índices de componentes relacionados con el comercio en un único índice compuesto que destaca los puntos de inflexión en el comercio mundial de mercancías y proporciona una indicación de su probable trayectoria en el futuro cercano.

El índice final surge luego de ponderar diferentes variables como el envío de contenedores, el movimiento de carga aérea y el comportamiento de las materias primas agrícolas.

Aplazo generalizado

En el último trabajo presentado por la OMC, todos los índices que se relevan están muy por debajo de la tendencia, tal como se observa en el gráfico a continuación.

El índice de productos automotrices (79,7) fue el más débil de todos debido al colapso de las ventas de automóviles en las principales economías.

La fuerte disminución de los pedidos de exportación (83,3) sugiere que el débil crecimiento del comercio persistirá en el corto plazo.

La débil demanda de bienes comercializados también se refleja en la caída de los índices de envío de contenedores (88,5) y carga aérea (88).

Solo los índices de componentes electrónicos (94) y materias primas agrícolas (95,7) muestran signos de estabilidad, aunque permanecen por debajo de la tendencia.

GPS del comercio

El Barómetro de Comercio de Mercancías proporciona información en tiempo real sobre la trayectoria del comercio mundial de mercancías en relación con las tendencias recientes.

La lectura actual captura las fases iniciales del brote de Covid-19, y aún no muestra signos de una disminución del comercio.

Los resultados son coherentes con el pronóstico comercial de la OMC emitido el 8 de abril de 2020, que estimó que el comercio mundial de mercancías podría disminuir entre 13% y 32% en 2020, dependiendo de la duración de la pandemia y la efectividad de las respuestas políticas.

El comercio ya se había desacelerado el año pasado, antes de la pandemia, agobiado por las persistentes tensiones comerciales y el debilitamiento del crecimiento económico.

Las estadísticas comerciales de la OMC muestran que el volumen del comercio mundial de mercancías se redujo 0,1% en 2019, marcando el primer descenso anual desde 2009, durante la crisis financiera mundial.

El comercio fue relativamente débil en el último trimestre de 2019, pero es poco probable que esto haya sido influenciado por Covid- 19, que se detectó por primera hacia fin de año.

Al igual que su contraparte de servicios, el Barómetro de Comercio de Bienes tiene como objetivo medir el impulso e identificar puntos de inflexión en el crecimiento del comercio mundial.

Como tal, complementa las estadísticas y pronósticos comerciales de la OMC y otras organizaciones.